“La UCR se encuentra ante la oportunidad de volver a tener un papel condicionante y de abandonar la nimia supervivencia que caracterizó su andar reciente. Tiene la posibilidad de dejar atrás una etapa política que la encontró subordinada tanto en su interacción con el PJ, en experiencias como las del Radicalismo K y la Concertación Plural, como en la disputa por la atomizada representación de las capas medias de los últimos años. Se encuentra ante el dilema de competir por un improbable dominio nacional o volcarse a la recuperación del rol hegemónico en la oposición al justicialismo. Persistir en la trivialidad de su aspiración testimonial, o recobrar su capacidad condicionante tanto en su alcance electoral como a la hora de la negociación con la administración central.

Quizás más impulsado por un cálculo político que por una vocación institucional, sí, pero el sistema político ha ensayado una respuesta al 2001. Se encuentra ante la oportunidad de reconstituir sus dos principales herramientas de representación del siglo pasado, aún cuando estas presenten endebles delimitaciones y difusas identidades. El curso de la carrera electoral determinará la suerte de esta eventualidad. ¿El bipartidismo es un sueño eterno? Demasiado pronto para opinar.”

Fragmento de “Radicalismo para todos“, nota publicada en Panamá Revista el día martes 25 de noviembre de 2014, pueden verla haciendo click aquí.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s